Descodificación biológica

             Muy a menudo nuestras vidas pasan por baches, derrumbes existenciales, cambios con grandes incertidumbres , situaciones repetitivas pueden ser en el ámbito personal o laboral,  una perdida de alguien querido, o de una ilusión, proyecto o trabajo. Todos ellos son momentos, vividos en soledad y  muchos de ellos no tuvieron ni expresión, ni solución.  Aun que creamos que todo ya paso, la activación del Programa Biológico de Supervivencia, que a la vez  sigue una necesidad concreta. No podemos controlar todo eso de una forma solo entendible y razonal,  ya que el sistema nervioso lleva otras matices, difíciles de detectar, que quedan codificados en Sistema Nervioso Autónomo simpático; cada vez más  aumenta el nivel de las respuestas incontrolables en nuestro cuerpo. Es una especie de vademécum de cada persona, donde la próxima vez que sistema nervioso detecta un aviso alarmante y inmediatamente activara los remedios y protección.

           Es una auténtica supervivencia, donde los maestros son los sentimientos y donde pasamos por fases de auto recuperación, sin que nos damos cuenta. En muchísimas ocasiones el cuerpo nos avisa con un dolor, una sed, o un sobrepeso, una degeneración en las articulaciones o una falta de insulina, sobrecarga emocional, cansancio o envejecimiento prematuro. Una vez más el cuerpo busca una forma de supervivencia y la recuperación. Las dolencias, perdidas o excesos que pueden llevar a las enfermedades, también son avisos, que algo no progresa, no está bien y que estamos en el proceso de sufrimiento o la recuperación.

            Pero cuantas veces tapamos los síntomas, y volvemos vivir la misma situación, los mismos sentimientos y sensaciones. La situación se repite y entramos en una cronificación “situación – vida – salud”. Porque un estado de estrés crea la bajada de la micro nutrición celular y viceversa.  Esta situación lleva a un proceso carencial incontrolable, dado que tu cuerpo trabaja esforzado, con una respiración que se acelera, aumenta ritmo cardiaco y la tensión arterial,  la digestión que se hace pesada, aumenta el cansancio, dolores de cabeza, dolores musculares, dolores de espalda, problemas renales, aumenta la glucosa, entra la ansiedad o adicción.  

                         Al entender todo lo que ocurre y descubrir todo lo que nos cuenta el cuerpo, podemos unir terapias necesarias para llegar a:

                         Nutrir y recuperar las raíces de nuestra salud física , mental y emocional.